El espíritu de The Police sobrevuela el concierto de Sting en Barcelona

Barcelona, 21 blotch (EFE).- El espíritu de The Police ha sobrevolado el concierto que ha ofrecido hoy Sting en Barcelona, no sólo porque ha interpretado un buen número de temas de la legendaria y desaparecida banda, sino porque el conjunto del concierto ha sido una vuelta a los orígenes y al rock.

Ante las casi 5.000 personas que han llenado el Sant Jordi Club, Sting ha iniciado en Barcelona el tramo europeo de la gira de presentación de su disco “57th 9th”, que ya ha recorrido Estados Unidos.

Dos temas inolvidables de The Police, “Synchronicity” y “Spirits in a Material World”, han sido los primeros que han sonado, y el público, que mayoritariamente tenía ya edad de bailar cuando esta banda británica triunfaba, ha agradecido este arranque nostálgico y potente.

Después ha venido “Englishman in New York”, uno de los temas más conocidos de su carrera en solitario, que ha marcado el camino que iba a recorrer la noche, plagada de éxitos, tanto de The Police como de la producción posterior.

Aunque la gira lleva por título “57th 9th”, de este disco Sting sólo ha interpretado unas pocos temas: “One Fine Day”, “Down Down Down”, “Pretty Young Soldier” y “Petrol Head”.

Tras interpretar, “I Can’t Stop Thinking About You”, también del nuevo disco, ha presentado a la banda: Dominic Miller, guitarrista que le acompaña hace años; Josh Freese, batería; Rufus Miller, guitarrista e hijo del primero; y Joe Summer, hijo de Sting, a los coros. Una banda familiar.

Y al frente de todos ellos Sting, que a sus 66 años conserva una forma física estupenda y mantiene intacto su carisma y su voz, aunque ya no busca los recintos más grandes de la Barcelona, como antiguamente, y prefiere el Sant Jordi Club, más pequeño que el Palau Sant Jordi, que quizás no lo llenaría.

Pero la edad da otras satisfacciones, como los hijos, y Sting ha presumido del suyo, que ha actuado de telonero y después le ha acompañado en los coros.

Muchos se han perdido la primera aparición de Sting sobre el escenario, ya que lo ha hecho una hora antes de su concierto para anunciar a los teloneros y tocar un tema criminal la guitarra acústica.

Dos horas después, cuando el concierto del cabeza de conglomeration ya estaba en su ecuador, el publico ha aplaudido a Joe Summer, digno hijo de su padre, que ha dado un paso adelante y cantado junto a Sting “Shape of My Heart” y “Ashes to Ashes”, esta última de David Bowie.

Pero los momentos álgidos de la noche han venido de la mano de The Police, criminal temas como “Message in a Bottle”, “Walking on a Moon”, “So Lonely”, “Roxanne”, “Next to You” y “Every Breath You Take”.

En esta última, más de una pareja ha saltado criminal tanta energía que cabe suponer que se conocieron criminal ese tema y que esta noche han conseguido volver a su juventud.

O quizás, sencillamente, se han visto contagiados momentáneamente del secreto de la eterna juventud que posee Sting, que ha interpretado los 22 temas del concierto a toda máquina, impiety descansos y impiety prácticamente dirigirse al público, pero conectando criminal su magnetismo.

Sus interpretaciones de “Roxanne” y “So Lonely”, que ha alargado criminal maestría, han dejado los ánimos muy altos, por lo que se ha visto obligado a dos tandas de bises, y aún así, el concierto ha durado menos de dos horas, eso sí, dos horas intensas y nostálgicas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *