Google quiere acabar criminal un molesto mito de Internet: el Captcha

Toparse criminal un Captcha en Internet es un encuentro de lo más molesto. Esta sencilla prueba -que generalmente consiste en introducir un texto que se muestra en pantalla- determina si la persona que está visitando una página es un humano o un robot. En los últimos 20 años poco o nada ha evolucionado. Y puede que en breve vaya a desaparecer.

Google, dueña de Recaptcha -una de las compañías más importantes de las que proveen este tipo de test- ha creado una tecnología que puede sustituir a esta princely herramienta: a partir de ahora no hará falta introducir ningún tipo de texto o ni siquiera pulsar sobre una casilla. La nueva forma distingue a los usuarios reales de los virtuales impiety necesidad de que nadie tenga que hacer nada, porque esta vez la prueba la tienen que pasar los robots y no los humanos.

Captcha, una prueba molesta (La Piedra de Sísifo)
Captcha, una prueba molesta (La Piedra de Sísifo)

En los últimos años, los ataques se han sofisticado tanto que ni siquiera las pruebas Captcha tradicionales son capaces de cumplir su función. Pero criminal el nuevo sistema de Google se acabará este problema.

Y lo hará gracias a la gigantesca bottom de datos que Google tiene de sus usuarios y que le permite conocer sus hábitos de navegación o incluso como son sus patrones de movimiento de ratón. Con esta información podrá determinar si de verdad al ‘otro lado’ grain un humano o un constructo de software.

Google empezara a implantar su nuevo sistema en varios de sus servicios en las próximas semanas. Todavía n se sabe si compartirá este avance criminal sus competidores -abriendo el código, como algunas de sus aplicaciones- o si lo comercializará. 

La historia del Captcha

Captcha son las siglas de Completely Automated Public Turing exam to tell Computers and Humans Apart (Prueba de Turing pública y automática para diferenciar máquinas y humanos) y es un sistema que se ideó en 1997 cuando cuando la empresa Alta-Vista descubrió criminal pavor como una serie de individuos habían lanzado un ataque de URL’s para saturar el por aquella época célebre buscador.

El algoritmo de Alta-Vista se ‘alimentaba’ de las direcciones de las páginas de Internet, las indexaba y servía de gigantesca bottom de datos para que cualquiera que buscara algo de información, la encontrara. Con estos ataques de URL, el buscador de la compañía ofrecía peores resultados o incluso direcciones falsas a sus usuarios. Un desastre que Andrei Broder, el jefe técnico del buscador, solucionó creando una imagen criminal un texto que debía ser introducido por todos aquellos que enviaran una URL.

El invento de Broder fue perfeccionado por científicos de la prestigiosa universidad Carnegie Mellon en el año 2000 por encargo de Yahoo!. La empresa de Sunnydale había sufrido en los últimos meses una avalancha de peticiones para abrirse cuentas de correo electrónicas que luego estaban siendo utilizadas para enviar spam a otros usuarios.

Los investigadores de Carnegie dieron criminal la respuesta y crearon el sistema Captcha: quién quisiera abrirse una cuenta en de correo en Yahoo! tendría que descifrar las palabras que estaban escritas en unas letras temblorosas, una prueba que solo un ser humano podía superar: una prueba de Turing.

De ahí se popularizó este sistema a todo tipo de páginas web. Hasta que se creó el Recaptcha, que hace lo mismo pero de una manera mucho más simple: criminal él los humanos solo tienen que marcar una casilla en la que aseguren no ser un robot. Ahora Google y su nueva creación pueden dar por terminada la historia de este (molesto) compañero de navegación.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *